Con respecto a la nutrición, siempre ha existido mucho debate con respecto a si algunos alimentos son buenos para la salud o no, cuáles alimentos son necesarios para bajar de peso, cuáles son recomendados para contruir masa muscular, cuáles ayudan a mantener el colesterol, etc. Sin embargo, estos son 8 datos que son un hecho, algunos buenos y otros malos.

1. El azúcar artificial es un desastre

El azúcar que se encuentra en la naturaleza como en frutas y vegetales, es buena para la salud, ya que provee de energía al cuerpo y es la fuente principal de energía para el cerebro. Es el “combustible” que utiliza el cerebro para funcionar. Pero una vez que los científicos e ingenieros toman el azúcar ya sea de caña, de coco, o de jarabe, se vuelve peligrosa para el organismo ya que no existe absolutamente ningún nutriente en ella, por lo tanto, los contenidos del azúcar artificial aunque sí dan energía, debido a su alto contenido de fructuosa es culpable de causar diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Además, como cereza del pastel, el azúcar tiene la capacidad de hacer que el cerebro quiera que nuestro cuerpo engorde.

2. Las grasas Omega-3 son vitales

No todas las grasas son malas, de hecho, el cuerpo necesita grasas tanto como necesita proteín, vitaminas y minerales. El DHA por ejemplo, es una grasa polisaturada que se encuentra en el cerebro y constituye un 40% de las grasas totales del cerebro.

Tener bajos índices de Omega-3 provoca la disminución del IQ, depresión, enfermedades mentales, enfermedades del corazón, entre otros. Estas grasas se encuentran abundantemente en pescado, huevo, aceite de pescado y carnes de animales que se alimentan de plantas.

3. Las grasas Trans artificiales deben ser evitadas a toda costa

Las grasas trans son creadas por medio de la mezcla de grasas insaturadas con gas de hidrógeno a muy alta temperatura, con el fin de hacer que se parezcan a las grasas saturadas. Estas grasas provocan que los niveles de  colesterol malo aumente y el colesterol bueno disminuya, causa obesidad abdominal, resistencia a la insulina e inflamación.

4. No existe la dieta perfecta

Todos tenemos cuerpos diferntes, formas diferentes, organismos diferentes, metabolismos diferentes, por lo tanto no tiene sentido que exista una dieta que funcione en todos los tipos de cuerpo. Mientras a algunos les funciona perfectamente una dieta alta en carbohidratos, a otros les puede funcionar una que se base en mucha proteína y pocos carbohidratos. Para saber cuáles alimentos y qué tipos de dietas son mejores para ti, no hay otro camino más que experimentar con prueba y error.

5. Comer vegetales mejorará tu salud

A pesar de que vivimos en una era de nuevos avances científicos cada dia, la ciencia no ha terminado de descubrir todos los beneficios de los vegetales. Pero sí se sabe que tienen un alto contenido en vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, entre otros.

6. Es de vital importancia que no te falte la Vitamina D

La vitamina D es única. Funciona como una hormona en el cuerpo. La piel produce vitamina D cuando está en contacto con los rayos ultravioleta provenientes del sol. Por lo cual es muy sencillo obtener esta vitamina, simplemente tienes que estar bajo el sol sin protector solar de manera que la luz toque tu piel, y ya está. Si estás en una zona donde no hay mucha luz solar o pasas mucho tiempo en interiores, puedes suplir la vitamina D de la luz solar con aceite de hígado de pescado, sin embargo esto nunca suplantará a cantidad de Vitamina D que genera la piel bajo la luz solar.

7. Los carbohidratos refinados son malos para la salud.

Algunos creen que la grasa es la fuente de todo mal con respecto a la salud, otros piensan que son los carbohidratos. Sin embargo todos están deacuerdo en que los carbohidratos refinados son los peores de todos.

Ingerir este tipo de carbohidratos puede provocar un aumento en el azúcar e insulina en la sangre, lo que estimula el almacenamiento de grasa y causa enfermedades como obesidad y diabetes.

8. Los suplementos nunca podrán sustituir comida real

Las nueces no sol solamente cáscaras cargadas con Omega-6. Así como las frutas no son sólo bolsas acuosas de fibra. Las vitaminas y minerales las puedes conseguir también de un multivitamínico, pero éstos son sólo una parte de los muchos nutrientes que tiene un alimento. Por lo tanto los suplementos alimenticios no cubren todo lo que aporta la comida. Por lo menos no los actuales.

De igual manera, ninguna cantidad de suplementos pueden compensar una mala dieta.