Cuando quieres un cambio de look lo primero en lo que piensas es variar el color o hacerte un flequillo, pero aunque esta última opción parece la mejor no siempre es la correcta porque no todas tenemos el mismo tipo de contorno en la cara.

Aunque el flequillo funciona para enmarcar el rostro, si se corta de manera indebida puede hacer que todo termine en desastre, por ejemplo, si tienes cara redonda y lo cortas de manera recta es muy probable que logres resaltar tus cachetes. En caso de que no sepas qué tipo de fleco va bien contigo, aquí están algunas sugerencias.

Rostro Ovalado

Chica con un flequillo recto

Para equilibrar la redondez y la longitud de la cara ovalada, puedes intentar hacer un flequillo totalmente recto. Además de que la atención va hacia el centro de tu cara, también la hará lucir más delgada.

Rostro de corazón

Chicas con un flequillo para rostro cuadrado

El rostro en forma de corazón generalmente acaba en un mentón puntiagudo, así que puedes elegir si resaltar esta característica u ocultarla. Si deseas mostrar los ángulos de tu cara entonces debes hacerte un flequillo corto, ya que hará que la atención se centre en tu barbilla. Pero si quieres suavizar los ángulos, entonces debes optar por un flequillo largo con capas, de esta manera agregarás curvas a la parte superior de tu rostro.

Rostro cuadrado

Chica con un flequillo de cortina

Para las caras cuadradas es ideal un flequillo que sea como una cortina: el que toca las cejas, las pestañas y las mejillas generalmente luce como un velo. De esta manera cuando sujetas tu cabello en una coleta logras que la “cuadratura” del rostro se suavice.

Redondo

Chica con un fleco degrafilado para rostro redondo

Los flequillos medios y degrafilados funcionan muy bien para los rostros redondos. Este tipo de flequillos tiene que superponerse a los ojos y las cejas, así para cuando te peines con una cola de caballo se convierta en el punto culminante del rostro en lugar de su redondez.

Todo tipo de rostro

Chica con un flequillo lateral

El flequillo inclinado hacia un lado es el mejor de todos, ya que le va a cualquier tipo de rostro, además es favorecedor porque puedes llevarlo con el cabello corto, largo, lacio o chino.