Una mujer bebe la orina de su perro porque considera que este acto es bueno para su salud, y que le ha permitido eliminar de su vida el acné y la depresión.

Lynn Lew comparte un video a través de su red social Facebook donde explica las razones de hacerlo, además deja ver los momentos donde pasea a su perro para que haga sus necesidades y ella recoge su orina en un vaso, para después tomársela.

“Muchos de ustedes me han preguntado cómo siempre me veo tan bien, como mi maquillaje siempre se ve tan perfecto, o cómo siempre tengo este brillo natural”, publicó la mujer en su cuenta.

En el video la joven cuenta porque comenzó a realizar esta acción, justificando que su cuerpo estaba lleno de granos hace tiempo, y que su autoestima no era buena y estuviera triste todo el tiempo. Hablando de su experiencia al consumir la orina de su perro, consigue los beneficios para nutrir su cabello como: vitamina A, vitamina E y calcio, incluso llegó a decir que podría ayudar a curar el cáncer.

En algunas culturas como en la egipcia o india este tipo de comportamientos eran comunes de ver, pero expertos en salud recomiendan no hacerlo, debido al alto contenido de toxinas y ácidos peligrosos que contiene la orina de un animal convirtiéndola en una sustancia peligrosa.

Cientos de personas han comentado el video que comparte en las redes comentándole, que vaya a un psiquiatra porque lo que hace Lynn no es normal, además le critican por estar promoviendo esta acción basándose en información imprecisa.