Un grupo de albañiles argentinos han arrancado varias carcajadas en la red luego de que fueran captados al realizar sus labores diarias sin percatarse de un cómico error.

Un hombre se encarga de documentar los avances en una construcción. Habla de un caño bien soldado a un muro.

El divertido momento viene cuando se dirige al otro extremo de la estructura metálica. Ahí se encuentran dos hombres fijando el metal. La concentración en su tarea les impidió percatarse que el caño fue soldado con una escalera atravesada.

Es por esto que el autor del video explica que habría que romper el caño para poder sacar la escalera. Ante la explicación del hombre, los otros testigos rompen en risas.