La fortaleza de una mujer es incomparable. Cuando se encuentra en una situación de peligro, puede llevar a cabo inimaginables hazañas para salvar a ella y a las personas que la rodean. Tal es el caso de una mujer brasileña que puso en riesgo su vida para salvar la de muchos niños.

Se trata de una agente de la Policía que disfrutaba de un día de descanso pero que se encontró en una situación en la que peligraban menores de edad, ya que un delincuente intentó asaltar a un grupo de mujeres y niños concentrado frente a una escuela de la ciudad brasileña de Suzano para celebrar el Día de la Madre.

 

Ella no permitió que eso sucediera e intercedió para solucionar el problema, por lo que disparó al sujeto que intentó dañar a los presentes. El suceso fue capturado por una cámara y se viralizó en internet.

El video fue difundido rápidamente por las redes sociales y muestra el momento en que los invitados esperaban por la apertura de las puertas de la escuela, un hombre armado se aproxima, apunta su revólver contra algunas de las mujeres e intenta robarles sus pertenencias.

En ese momento, una mujer que estaba en el grupo sacó su arma y le hizo tres disparos al agresor, que lo impactaron principalmente en el pecho.

Las imágenes muestran el escándalo de las personas que aguardaban la fiesta y la maniobra que hace la mujer policía, primero para ponerse a salvo de una posible reacción y después para rendir al frustrado asaltante en el piso y alejarle el arma de su alcance.

El asaltante portaba un revólver calibre 38 y que llegó a hacer dos disparos antes de ser tiroteado, alcanzó a ser llevado con vida a un hospital vecino pero no resistió a las heridas y perdió la vida en el centro médico.

Las autoridades informaron que la agente es integrante del Cuarto Batallón de Acciones Especiales de la Policía en Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil.