“Misión cumplida”, declaró este sábado el presidente Donald Trump sobre el ataque militar que ordenó durante la noche contra Siria.

Trump

“Fue un ataque perfectamente ejecutado”, agregó.

Estados Unidos, con el apoyo de Francia y Reino Unido lanzaron la acción militar conjunta en respuesta al supuesto uso de armas químicas en Douma por el gobierno de Bashar al Asad.

La ofensiva, limitada a una noche, fue anunciada por el presidente Donald Trump en un mensaje televisado el viernes, en el que aseguró que se trataba de “ataques de precisión contra objetivos relacionados con las capacidades de armas químicas del dictador sirio Bashar al Asad”.

Francia y Reino Unido confirmaron que también secundaron la acción de Estados Unidos en Siria.

Este sábado Trump tuiteó agradeciendo a ambos países por “su sabiduría y el poder de su excelentes fuerzas armadas”.

“Muy orgulloso de nuestras grandiosas fuerzas armadas”, agregó Trump.

“Agresión”

Anteriormente, Rusia había advertido de una guerra con Estados Unidos si los ataques ocurrían.

Después de los mismos, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, describió los bombardeos como un acto de agresión y solicitó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Moscú respondió a través de su embajador en Washington que “tales acciones no se quedarán sin consecuencias” y que “toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”.

Por su parte, el ayatolá Alí Jamenei, líder supremo de Irán, el otro aliado de Siria, tildó a los mandatarios de EE.UU., Reino Unido y Francia de “criminales”, añadiendo que no ganarían nada con el ataque. .

Entretanto, el gobierno de Al Asad, que niega haber usado armas químicas, denunció “una flagrante violación del derecho internacional”.

Theresa May

El presidente Emmanuel Macron dijo que, para Francia, el uso de armas químicas había cruzado una línea roja.

La primera ministra británica, Theresa May, declaró que los ataques enviaban un mensaje claro al gobierno de Siria y a cualquier otro que creyera que podía usar armas químicas con impunidad.

Aunque algunos parlamentarios de oposición criticaron que no se haya debatido la respuesta militar y que la primera ministra sólo estaba siguiendo las órdenes de Donald Trump, May aseguró que la acción conjunta de Reino Unido, EE.UU. y Francia había sido “correcta y legal”.

“Pienso que es justo que la comunidad internacional haya actuado unida y dicho que no aceptaremos esto”.

En Damasco, se reportaron explosiones y humo en las proximidades, principalmente en el distrito de Barzeh, mientras la televisión estatal siria aseguró que fuerzas del gobierno confrontaron el ataque con defensas antiaéreas y derribaron varios misiles.