El pasado 13 de Enero del presente año, el Bahameño de 23 años Samuel Moss, partió de su natal Bimini hacia Nassau, la capital de las Bahamas. Desgraciadamente su plan original de navegar 4 horas se extendió un poco.

 

Luego de que su nueva embarcación fallara, Samuel quedó varado en altamar por 16 días. Por lo que naturalmente después de mucho tiempo de no regresar a tierra, fue reportado como desaparecido.

 

 

 

El 29 de enero fue encontrado cerca de Florida, cientos de millas lejos de su localización original. Al encontrarlo estaba deshidratado y mostraba signos de fatiga general, por lo que Moss fue trasladado inmediatamente a un hospital. Una vez que se recuperó Moss explicó que nunca se sintió perdido, que estaba donde quería estar.

Esto es porque su intención era estar en altamar en una zona de tráfico marítimo para que alguien pudiera concontrarlo.

De igual manera, Moss, que trabaja como salvavidas en un establecimiento turístico en Nassau, explicó que pudo sobrevivir gracias a varias botellas de agua que llevaba con él, y una buena dotación de doritos y galletas.

Quién hubiera pensado que la comida chatarra pudiera salvar una vida.