Para estar guapos hay que sufrir, eso nos han dicho siempre que hemos querido mejorar nuestra imagen. Siempre estamos quejándonos de los kilos que nos sobran o si queremos hacernos unos u otros arreglillos.

Muchas veces con un poco de deporte, o autoestima, arreglamos esos pequeños complejos, pero hay muchas celebridades, tanto famosos como famosas con cirugías que han pasado por el quirófano.

Algunas se hicieron cirugías para refrescar su look otras famosas operadas adictas al botox han hecho desastres en su rostro y quedaron peor que antes. 

 

Donatella Versace

Para ella, el paso del tiempo es muy importante, y mantenerse bella es parte de su filosofía de vida. Por eso, ha querido eliminar de su cuerpo y de su rostro el paso del tiempo. Hay que reconocer que Donatella nunca ha sido una hermosura, pero su imagen era natural, ahora, tras varias operaciones, se ha convertido en una mujer de más de 50 años con poca expresividad y artificial.

Irma Serrano

Aunque en la primera foto ya tenía alguna operación estética realizada en su rostro, está claro que se ha retocado su nariz, se ha retocado sus labios e incluso se ha eliminado un bar nódulos que tenía en la zona de la barbilla. Desastrosas las cejas que tiene pintadas hasta casi la mitad de la frente.

Carmen Campuzano

En el año 2002 la modelo mexicana fue hospitalizada por una supuesta depresión, ya que según ella, en su cuerpo ingresó una bacteria tan dañina que hizo que se le cayese el pelo y le destrozase la nariz. Cuando ingresó en el hospital descubrieron que había alguna sustancia ilegal en su cuerpo, pero ella siempre ha negado haber sido una adicta a este tipo de sustancias. Al año siguiente, se sometió a una operación de estética para arreglar su estropeada nariz, devolviéndole parte de la expresión a su rostro a través de implantarle cartílago y varios tornillos. Desgraciadamente no fue lo que esperaba.

Lucía Méndez

La actriz de telenovelas Lucía Méndez admitía haberse sometido solamente a una cirugía estética de la que no salió tan conforme como hubiese esperado, por lo que, años más tarde, decidió volver a ingresar en un centro para resolver los daños causados en la operación. Según ella esos daños fueron un pómulo demasiado sobresalido y unos labios demasiado hinchados, quizá se le incluyese más implante del que ella quería.

Michael Jackson

Lo de cambio por medio de operaciones, al fin y al cabo fue una leyenda urbana que nunca se resolvió. Pero lo que más llamaba la atención era el cambio que sufrió su rostro. Varias cosas son las que transformó para conseguir eliminar sus rasgos negriles, de entre los que encontramos: varias operaciones para afinar la nariz, rebajar los pómulos, se afinó la cara y se puso silicona para que pareciese tener un hoyuelo en la barbilla. Tatuó además el tono de sus labios. Desgraciadamente poco a poco fue minando su salud hasta que acabó como todos sabemos.

Michaela Romanini

Precisamente se hizo famosa por su adicción al colágeno, adicción que la llevó a una terapia de rehabilitación para que esta enfermedad psicológica no llegase a más y tuviese peor fin. En la red hay alguna foto más en la que aparece de joven, pero es una foto retocada de cómo luciría Michaela en estos años si no se hubiese hecho ningún retoque. Tiene 40 años aunque parezca mentira.

Sylvester Stallone

Apenas puede mover su frente debido a la cirugía estética