Más de 70 menores de edad, la mayoría mujeres de entre 13 y 17 años, fueron asegurados ayer por la madrugada después de que fueran descubiertos en una fiesta bebiendo alcohol.

 

El resguardo lo hicieron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) que intervinieron en una vivienda de la colonia Parajes de Oriente, donde los adolescentes escandalizaban.

En un boletín de prensa, la corporación informó que minutos antes de la media noche, varias unidades arribaron a las calles Desierto Egipto y Custodia de la República, debido a que vecinos del sector denunciaron al 911 una fiesta escandalosa.

 

En el lugar, los policías se percataron de varios adolescentes ingiriendo bebidas embriagantes y se intoxicaban con drogas en el exterior de dicha vivienda donde además tenían la música a alto volumen.

Entre los asistentes transcendió que un menor de 16 años organizó el evento por medio de las redes sociales.

Los uniformados arrestaron a 90 personas, de las que sólo 20 acreditaron su mayoría de edad con una identificación oficial.

Los adultos fueron presentados ante el juez de Barandilla, quien los calificó por su falta administrativa, mientras que el resto, los 70 menores, fueron trasladados al Departamento de Trabajo Social de la Estación de Policía del Distrito Sur.

Ahí, el personal en turno se encargó de recibirlos y atenderlos para después comunicarse con sus padres para ponerlos al tanto de la situación en la que se encuentran sus hijos, se dio a conocer.