1. Goma de mascar

Después de que descubrieran que los parques y metros se encontraban llenos de chicles, el gobierno de Singapur prohibió rotundamente el consumo de goma de mascar. Actualmente, si una persona es sorprendida mascando o tirando un chicle en la calle, podría ser sentenciado hasta con 2 años de prisión.

 

2. Cátsup

¿Te imaginas comer unas papas fritas sin Cátsup? Por extraordinario que parezca las escuelas de Francia tienen prohibido tener este producto en sus cocinas desde el 2011, como una forma de prevenir que la obesidad infantil del país siguiera aumentando.

 

3. Gelatinas miniatura

Luego de la trágica muerte de varios infantes que murieron asfixiados al comerlas por su textura firme, este dulce quedó prohibido en Estados Unidos y toda la Unión Europea.

 

4. Sandía

Esta dulce fruta no puede disfrutarse en Rio Claro, Brasil, puesto que las altas temperaturas hacen que se descomponga rápidamente, pudiendo causar graves consecuencias en la salud de las personas, por lo cual quien sea sorprendido con una en su poder, podría ir a prisión.

 

5. Mantequilla

Al contener altas cantidades de grasas saturadas, este producto se encuentra prohibido en Wisconsin, Estados Unidos, pues se ha descubierto que el consumo de ésta en exceso puede llegar a desarrollar enfermedades cardiovasculares.

 

6. Ancas de rana

Un alimento considerado con propiedades mágicas y que sólo podían consumir las personas de la alta sociedad, afortunadamente ahora nadie puede comerlas en Estados Unidos e Inglaterra. Definitivamente una excelente noticia para los defensores de animales.

 

7. Kínder Sorpresa

Completamente ilegal en Estados Unidos, debido a que la Ley de Comida, Medicamentos y Cosmética de 1938 estipula que ningún dulce debe contener plásticos en su interior por considerarse peligroso, este famoso chocolate está completamente prohibido en Estados Unidos.

 

8. Mountain Dew

Este codiciado refresco en Estados Unidos fue prohibido en México debido a que se descubrió que contiene un aceite vegetal tóxico, que puede provocar malformaciones durante el embarazo, esquizofrenia y pérdida de la audición.