Sabemos que se siente rico mientras te lo hacen, pero seamos honestos ¡se ve muy mal! Además ¿Qué dirían tus padres si te lo ven?

¿Los chupetones se pueden hacer en cualquier lugar del cuerpo, pero que pasa cuando te lo hacen donde está a la vista de todos?

Aquí te decimos como quitarlos en cuestión de minutos

1. Usa pasta dental

Aplica un poco en la zona afectada, déjala hasta que se seque y luego enjuaga, ésta tiene un efecto desinflamatorio, como el de cualquier pomada.

2. Agua caliente

Moja un algodón en agua muy caliente, retira el exceso y presiona la zona afectada durante 2 minutos, así la sangre circulará nuevamente y la piel tendrá su color normal de nuevo.

3. Cepillo de dientes

Cepilla el chupetón en movimientos ondulados, con esto lograras estimular la circulación en el área afectada, así que pronto podrás verte como si nada hubiera pasado nada.

4. Hielo

Envuelve un cubito de hielo en una manta, luego, frota suavemente durante 15 segundos el espantoso chupetón, el efecto refrescante ayudará a que el moretón se desvanezca.

5. Una moneda

Con una moneada de cualquier denominación puedes raspar con su filo levemente la superficie de tu piel donde se encuentra el chupetón, con esto al principio se verá un poco roja el área, no te asustes, desaparecerá en cuestión de minutos.

6. Una cuchar congelada

Mete una cuchara de metal al congelador, después de Diez minutos sácala y masajea el moretón con la parte redonda y ¡listo! ya no existe el chupetón.

7. Alcohol

Remoja un algodón en este embriagante líquido y frotar la zona afectada repetidas veces durante cuatro minutos.

Ahora sí pueden disfrutar del momento sin que parezca que un vampiro les chupó toda la sangre